lunes, 23 de febrero de 2009

CUANDO ERA ADOLESCENTE....

Cuando era adolescente, había una chica que vívía a la vuelta de mi casa. Yo ayudaba a mi viejo atendiendo un kiosquito de golosinas. Todos los mediodías pasaba (la chica) a comprar una golosina, camino al colegio. ¡Era tan pero tan bonita!...la idealicé tanto, tanto, que jamás me atreví a decirle nada. Cuando la tenía cerca, apenas podía controlar que mi corazón no me saliera por la boca. Me acuerdo que en una oportunidad, cuando ELLA me pidió una golosina que estaba en un estante lateral, fue tan brusco y torpe mi movimiento que tiré toda la bandeja, desparramando los caramelos por el mostrador. La ví pasar infinidad de veces, una vez recuerdo que estando parado en el portal de mi casa, la veo pasar con una amiga y ELLA le preguntaba a su amiga en voz alta -¿"dónde está tal calle"?-. Fuerte y claro para que yo la escuchara. Y la escuché....yo sabía la ubicación de dicha calle...¡Vaya si la sabía!...no le dije nada, me paralicé. Esta era mi oportunidad, no había excusas....pero no le dije nada. En otra oportunidad, fui a lo de mi dentista que estaba en el mismo edificio en el que vivía ELLA. ¡Oh. sorpresa!...¿ Quién estaba esperando a ser atendida por la dentista?..¡¡¡ELLA!!!!...Estuvimos los dos solos en la sala de espera como diez minutos. No le dije NADA...NADA DE NADA...fue un momento terrible...todo tipo de pensamientos se me pasaron por mi mente...ahora, ya de grande, de bastante grande, diría yo, se me ocurren un montón de frases para decirle, como por ejemplo:...- "Vos vivís en este mismo edificio, no es cierto?"- o, "Qué casualidad, tenemos la misma dentista!!!" ...o, "me llamo Alfonso, vos sos mi clienta...no quiero perderte, je,je, como clienta claro, ja,ja"...Qué se yo, tantas cosas podría haberle dicho...Pero la verdad, que a la pobre chica, no le dí oportunidad de que me conociese, de que se humanizase frente a mí...de que expresase sus sentimientos. ..la dejé perpetuada en el púlpito de los dioses". Allí la dejé, como a una estatua sagrada. Se perdió la chance de conocerme. A lo mejor ELLA era tímida también y yo no le dí siquiera una oportunidad de conocer a un hombre como yo. Vaya a saber ahora cual es su vida. ¿Con quién estará?. ¿Será feliz?...O su vida se habrá visto desperdiciada por un patán...¡¡¡porque yo no soy un patán!!!...Fui muy egoísta, sólo pensé en mí. No pensé en ella. No le dí chance alguna. Pero si a mí me gustaba con locura, ¿Por qué no le dije algo?, ¿Por qué no lo intenté siquiera?... Por eso, mi estimado lector, si a Ud. o a vos, te está pasando algo parecido a esto que acabo de escribir, por favor piensa un poco más en la otra persona, en esa que te desvela. Piensa en sus sentimientos, en sus deseos. Piensa en ella. No pienses tanto en tí. Piensa en los dos: En tí y en ELLA. No la sacralices, es un ser humano igual que vos.
Post data: La vida me dio revancha y hoy estoy en pareja con una mujer excepcional y somos muy felices. (esta vez no la dejé pasar).
ALFONSO :

No hay comentarios:


ESPERO QUE MI BLOG SEA DE VUESTRO AGRADO...GRRR...

BLOG DE HUMOR

BLOG DE HUMOR
LA GENTE ME AMA